atras

Como elegir un buen hosting

La basico pero esencial

Por: Edgar Cornejo | @devcornejo |

arriba

Personalmente en mi opinión es mejor tener un hosting que se encuentre cerca de ti, cualquier cambio, tramite será mucho más fácil. No profundizaremos mucho ya que es un tema extenso, pero seguro que te podrá ayudar a hacer una buena elección.

Para elegir un buen hosting tenemos que analizar unos términos técnicos que son muy importantes a la hora de elegir uno.

Preferentemente que sea un hosting Linux, los hosting vienen en planes por capacidades. Es decir un hosting con buenas características estará más caro y según la empresa se pagara mensualmente o anualmente.

Como elegir un buen hosting
Como elegir un buen hosting

Espacio de Almacenamiento

Este representa el espacio que tendrás para subir tu web, en algunos puede ser ilimitado. Por lo general una web puede estar pesando unas cuantas MB.

Transferencia mensual

Esto limita la cantidad de visitas mensuales a la web, dependiendo del peso de la web y el tráfico que tenga. Algunas empresas ofrecen transferencia ilimitada pero si es extremadamente alta es posible que se contacten contigo para que compres un plan de hosting mayor.

Transferencia mensual
Transferencia mensual

Cuentas de correo

El número máximo de correos corporativos que puedes crear, ejemplo info@edgarcornejo.com.

Bases de datos

El número máximo de bases de datos que puedes crear, si vas a instalar un CMS o tu web requiere de una base de datos, asegúrate de que este actualizado.

Subdominos

O domino de segundo nivel ejemplo mi dominio es edgarcornejo.com y un subdomnio que cree es blog.edgarcornejo.com.

Las características más importantes serian el espacio de almacenamiento y transferencia mensual. Para mayor seguridad te recomiendo que hables con la agencia o profesional que esté realizando tu web para que te aconseje un buen hosting, tal vez el hosting que necesites requiera de características especiales.

Personalmente recomiendo que la compra del hosting y dominio la realice el dueño final, para evitar futuros problemas.